sábado, 23 de julio de 2011

Angel Martín se replantea a Somalia como buen ejemplo de país sin gobierno

Antes de entrar en materia un poco de historia:
Angel Martín escribió: Somalia crece y se desarrolla en medio de la anarquía
Jorge Valín escribió: Somalia crece y se desarrolla en medio de la anarquía
Yo escribí: El "paraíso" somalí de Jorge Valín y Angel Martín
Yo escribí: A vueltas con la Somalia de Valín, Martín, Enguivuck y d'Anconia
Yo escribí: Fotos del "paraíso" ancap de Somalia
Yo escribí: Más sobre Somalia y el anarcocapitalismo
Angel Martín ahora escribe: Replanteándome el tema de la anárquica Somalia

Disquisiciones semánticas al margen, entiendo que algunos defiendan el anarcocapitalismo (o el "self-governance" que le gusta más a Angel Martín), por más que a mí dicha idea me parezca completamente rechazable. Y entiendo aún más que tengan serios problemas cuando se les pregunta por algún ejemplo real actual donde dicho sistema esté siendo puesto en práctica. Pero nunca he entendido que se apoyen en Somalia (al menos hasta ahora, ya que parece que se han acabado dando cuenta del inmenso error; la realidad es tozuda) para defender sus tesis, porque eso y permitir que los contrarios les marquemos un gol a puerta vacía es lo mismo.

En fin, que parece que los anarcocapitalistas se vuelven a quedar sin un sitio del que hablar como ejemplo de sus ideas.

3 comentarios:

  1. ¿Somalia es un país? Creo haber visto por ahí que actualmente se encontraba dividido en seis o siete partes, cada una de ellas controlada por un jefe mercenario pirata. Por cierto, son muy amigos del terrorista Gadafi...

    ResponderEliminar
  2. "la organización del grueso de la actividad económica a través de empresas privadas en un mercado libre -una forma de organización que llamaré capitalismo competitivo- es una condición necesaria de la libertad individual. Aunque necesario para la libertad, el capitalismo sólo no es suficiente para garantizara. Tiene que estar acompañado por un conjunto de valores y de instituciones políticas favorables a la libertad".

    "Es igualmente claro que el capitalismo por si solo no ha sido suficiente para garantizar la libertad. El Japón, por lo menos antes de la II Guerra Mundial, y Rusia antes de la I Guerra Mundial, eran sociedades capitalistas y, sin embargo, esencialmente autocráticas en su estructura política".

    ResponderEliminar
  3. Toma, claro como que el capitalismo no es un sistema político. Los piratas y los mafiosos son capitalistas, a ver si vamos a decir ahora que son comunistas o anarquistas. Pero el capitalismo necesita de un marco, regulado y estable y unas instituciones que protejan a la propiedad y al individuo,osea se la democracia.

    ResponderEliminar