lunes, 18 de diciembre de 2006

Anarcocapitalismo: La pesadilla hecha realidad. No, no hubo respuestas, ¿las habrá ahora?

Hice siete preguntas bastantes sencillas, y nadie las respondió. Me resultó particularmente curioso el caso de Albert Esplugas, quien en mi primer texto sobre la cuestión puso un comentario enviándome a un artículo escrito por él. Cuando yo basé mis preguntas precisamente en la conclusión e su texto, Albert Esplugas hace un comentario, muy amable por cierto, pero donde no contesta ninguna de las preguntas. Eso sí, me sugiere enlaces y más enlaces.

Pues bien, he ido a esos enlaces, y tampoco encuentro las respuestas a las preguntas que planteé. Lo único que encuentro son complicadísimos argumentos económicos que pretenden demostrar que las teorías anarcocapitalistas, nunca puestas en la práctica, son correctas.

Me hago una pregunta más. ¿No habrá habido respuestas precisamente porque mis preguntas no tenían que ver con la economía sino con la violencia? Porque por lo que veo los defensores de la teoría ancap están muy acostumbrados a responder(se) a preguntas del tipo de "¿y que pasa con los pobres en una sociedad ancap?", pero por lo que se ve no pasan de ahí.

Bueno, sí. La verdad es que en los comentarios a mi artículo pude leer algunos bastante clarificadores que me están llevando a sacar conclusiones, que me reservo para un futuro texto. En éste mi intención es únicamente dejar en evidencia la falta de respuestas medianamente consistentes de los defensores del anarcocapitalismo en general y de Albert Esplugas en particular.

Por cierto, por si algún defensor de semejante teoría ancap quiere intentarlo, por aquí repito las bastante sencillas preguntas:

1. ¿Quién protegería a una esposa que no tiene trabajo (y por lo tanto tampoco dinero) de las palizas de un marido abusivo que tiene trabajo (y dinero)?

2. ¿Quién protegería a un niño de los salvajes abusos físicos de un padre violento?

3. ¿Quién protegería a una niña de los abusos sexuales de un padre violador?

4. ¿Quién protegería a una familia sin recursos económicos para "comprar" esa protección privada de una corporación (mafia) rica y sin escrúpulos?

5. ¿Quién impediría que las ricas mafias secuestraran muchachas pobres de familias sin protección para prostituirlas a la fuerza?

6. ¿Quién impediría que las ricas mafias secuestraran muchachos jóvenes de familias sin protección para esclavizarlos?

7. En suma, ¿quién protegería al que no tiene protección privada?


En el próximo texto sobre el tema, mis conclusiones.

12 comentarios:

  1. Curiosamente las niñas y las muchachas son violadas y prostituidas y los niños y muchachos son agredidos y esclavizados... muy feo eso.
    En el peor de los casos... como aora, no los protegería nadie, pero por suerte no habría un estado que sacase los cuartos so pretexto de ofrecer esa protección.
    Les protegería la "Fundación Ayn Rand contra el Abuso a Personas Pobres sin Protección", financiada con fondos privados. Todos los socios de empresas de seguridad privados pagaríamos un euro más voluntariamente para asegurarnos que los menos favorecidos estén también protegidos. Esa fundación tendría mucho éxito porque todos sabemos los vuelcos que da la vida y mañana me puede tocar a mí, además todos somos conscientes de lo importante que es proteger a nuestros niños... y lo que mejora la convivencia de la sociedad si no se dan esos hechos terribles, incluídos los dos que yo menciono y tu no. Ah! Lamento no ser ancap para que quede redondo... solamente tengo imaginación.

    ResponderEliminar
  2. José, en primer lugar ya he apuntado que mi propósito al citar el artículo era simplemente aclarar algunos malentendidos de base. En cualquier caso siempre me ha parecido curiosa la tendencia de algunos a lanzar preguntas como si los que opinamos diferente tuviéramos de algún modo la obligación de responderlas. No está de más que cada uno haga los deberes en vez de esperar que los otros hagan por ellos el trabajo de profundizar en el tema (yo en particular tampoco tengo tiempo de desarrollar los argumentos pertinentes, por eso estoy siendo breve). No comprendo por qué mi silencio (o el de los demás) debe interpretarse como un “no existen esas respuestas” y no como una invitación a buscarlas por tu cuenta (si en efecto te interesa saber si existen). Por mi parte me he limitado a proporcionarte algunas referencias. Me extraña que ninguna te sugiera las respuestas, pues las preguntas 1, 4, 5, 6 y 7 aluden a personas con pocos recursos económicos, y casi todos los enlaces que te he dado tocan este tema. Los puntos 4, 5 y 6 se refieren a las mafias / agencias agresoras, y de ellas hablan profusamente los enlaces de Rothbard, Friedman y Long (véase Long sobre todo).

    Permíteme también dejar en el aire un par de preguntas. Primero: todos tus puntos hacen mención a injusticias que suceden hoy, en presencia del Estado, ¿por qué las utilizas cómo argumento contra el anarquismo si tienen lugar en un contexto estatista?¿Acaso no revelan precisamente el fracaso del Estado “protector” e insinúan que en la actualidad el Estado no garantiza la seguridad a todos los ciudadanos? Segundo: alguien puede argüir que los niños estarán indefensos ante los padres maltratadores porque son estos segundos quienes contratan las agencias, y si no denuncian ellos los abusos nadie acudirá. ¿Pero acaso no sucede lo mismo con el Estado?¿Si no lo denuncia un tercero, que no sea el propio maltratador, cómo diantre se entera la policía pública de que el niño está siendo maltratado?¿Y por qué no pueden los familiares del niño o terceros –sus maestros, clientes caritativos- pagar a las agencias para dar cobertura a los pequeños maltratados? De hecho, si a la gente le importa la seguridad de los pequeños no veo por qué ésta no puede ser integrada como una actividad de responsabilidad social corporativa por las empresas (o como un servicio extra más, demandado por unos consumidores sensibles ante este tema).

    Por último, francamente no me parece serio que a estas alturas te pongas a hablar de “escribir tus conclusiones”. Las conclusiones se escriben después de un proceso de aprendizaje, habiendo ahondado en el tema en cuestión lo suficiente como para pensar con fundamento que se ha llegado a algún juicio más o menos definitivo sobre algo. ¿Te parece éste el caso? Si es así, tu proceso de aprendizaje es bastante más rápido y corto que el mío. Soy consciente de que es incómodo tener preguntas sin respuestas, razón por la cual a veces es bueno (quizás para que la mente repose) esbozar unas conclusiones provisionales, pero otras veces la ignorancia es tanta que en mi caso me parece presuntuoso e intelectualmente deshonesto formular siquiera unas conclusiones provisionales, y dejo la cuestión abierta, a la espera de responderla cuando haya ampliado mis conocimientos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Gran respuesta la de Albert, y mira que me fastidia decirlo. ¿No hay nada más importante para el Palacios que meterse con el ancap? ¿Queda muy cool, muy guay? Pues María te ha hecho un ejercico de imaginación.

    QUE ERES MUY PLASTA CON EL TEMA. Y la profundidad de tu análisis es de charco.

    ResponderEliminar
  4. Señor Palacios, parece que no comprende nada. ¿Quien protege a la mujer maltratada en un país islámico? ¿Quien la protegió en la España de hace 50 años?
    No es el Estado el que protege al desfavorecido si no el resto de los ciudadanos. Los mecanismos para ello, evidentemente, pueden ser varios. Si hay estado, los ciudadanos emplearan el poder político y legislaran en contra de esos comportamientos. Sin Estado, los ciudadanos emplearan mecanismos de mercado. Se podrá discutir si estos serán mas o menos eficientes, pero negar su existencia, tozudamente, solo porque no se comprenden estos mecanismos no lleva a ninguna parte.

    ResponderEliminar
  5. Nada, que son incapaces de responder.

    No tienen ni idea de qué pasaría en esos casos, pero no importa porque el estado es mucho peor, por definición. Y punto.

    ResponderEliminar
  6. No hay más ciego que el que no quiere ver. Sí que hay respuestas y muy sencillas como ya te han indicado anteriormente.

    1.- Hay gente dispuesta a pagar un plus para ayudar a los desfavorecidos o por "buenas causas" (veanse las donaciones a ONGs o la energía "verde" de alguna compañia eléctrica).

    2.- En una sociedad donde la víctima es indemnizada en relación al daño sufrido por el agresor, una victima que está sufriendo un daño tan grande como ese que mencionas sería indemnizada con cuantiosas cantidades de dinero. Los abogados a comisión ya existen hoy en día, qué te hace suponer que no pasaría lo mismo con las agencias de seguridad?

    Probablemente esto no te convenza (no es mi propósito) pero tal vez evite que confundas a lectores casuales con tan pobres argumentos de chantaje emocional socialista.

    ResponderEliminar
  7. ¿Y qué pasaría si esas agencias de seguridad no pueden imponerse a las mafias?

    Es decir, el desenlace del anarcocapitalismo es que al final habría una sola agencia de seguridad con monopolio aceptado de la violencia sobre un territorio. Es decir, ESTADO.

    Creo que los argumentos de Nozick a favor del estado mínimo son difíciles de rebatir.

    ResponderEliminar
  8. mafias que se dedican o trafican con qué? en un escenario donde las drogas y las armas son legales, de donde sacarían el apoyo y el dinero? de verdad crees que tendrían más poder que las agencias de seguridad que al verse agredidas estarían en contra formando un frente común?

    ResponderEliminar
  9. En eso te doy la razón, en esa régimen que llamais anarcocapitalismo y que nunca ha llegado a ser estable y no parece que lo llegue a ser -es decir, en ese delirio constructivista-, no hay forma de distinguir a las mafias y a las agencias de seguridad.

    amdg

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué manía tienen algunos con sus no-argumentos, que hasta los no-ancápicos tenemos que defender su validez, sobre manera la ética!

    José, te han contestado y dado argumentos hasta la saciedad. Que tú no quieras verlos, aunque no los compartas, y encima pretendas probar la superioridad del estatismo, no deja de ser puro voluntarismo.

    Lo más gracioso de todo es que se acuse a los ancaps de no poder responder a casos concretos, cuando actualmente SÍ que podemos comprobar la ineficiencia del Estado. ¿Quiénes son aquí los inasequibles al desaliento cual marxista de jersey con bolas, melena y barba descuidada?

    ResponderEliminar
  11. Amdg, que un estatista tilde de constructivista a un ancap sólo puede explicarse por desconocimiento de una de las posturas o de ambas. Lo que tiene delito a estas alturas.

    ResponderEliminar