martes, 19 de diciembre de 2006

El Corán y ¿la paz?

Tres ejemplos "pacíficos" del Corán:

Cuando hayan transcurrido los meses sagrados, matad a los asociadores dondequiera que les encontréis. ¡Capturadles! ¡Sitiadles! ¡Tendedles emboscadas por todas partes!
9:5

Quienes crean, emigren y luchen por Alá con su hacienda y sus personas tendrán una categoría más elevada junto a Alá. Ésos serán los que triunfen. Su Señor les anuncia Su misericordia y satisfacción, así, como jardines en los que gozarán de delicia sin fin, en los que estarán eternamente, para siempre. Alá tiene junto a Sí una magnífica recompensa.
9:20-22.

¡Id a la guerra, tanto si os es fácil como si os es difícil! ¡Luchad por Alá con vuestra hacienda y vuestras personas! Es mejor para vosotros.
9:41

En fin. Sin comentarios.

2 comentarios:

  1. Cuando leo Corán yo entiendo '¡corran!'

    ResponderEliminar
  2. Supongo que en la Biblia (concretamente en el Antiguo Testamento) habrá ejemplos de ese tipo a porrillo.

    El problema no está en el libro en sí (deberías saber que todo puede interpretarse para que diga lo que uno quiere).

    El problema está en la mentalidad actual del islamismo radical. Qué lejos quedan, para el actual mundo musulmán, glorias de la literatura árabe, como Abul-Ala al-Maari (muerto en Siria en 1057) que escribió:

    Los habitantes de la tierra se dividen en dos,
    Los que tienen cerebro pero no religión,
    Y los que tienen religión pero no cerebro.

    O Averroes, en Al-Andalus, que intentó delimitar y apartar la fe del pensamiento (científico, político y filosófico) ¡en plena Edad Media!

    Hoy, por desgracia para todos, en la gran mayoría del mundo musulmán, casos de este estilo son impensables.

    ResponderEliminar