lunes, 4 de diciembre de 2006

Pedro J. y el 11-M

En mi opinión personal Pedro J. es un oportunista y no tiene la menor ética periodística. Digo esto porque siempre que surge la cuestión de que Pedro J. tiene más datos sobre el 11-M de los que da, y que los facilitará cuando mayor daño haga a Zapatero y a su Gobierno, algún elemento izquierdista lanza la misma casi infantil pregunta:

"¿Y eso está bien?"

Pues no, no está bien. Pero Pedro J. hará lo que quiera, cuando quiera y por las razones que quiera. Y "lo que quiera" es decir lo que sabe sobre el 11-M, el "cuando quiera" es cuando más daño electoral haga a Zapatero y el "por las razones que quiera" es por una cuestión de venganza personal.

La ética de Pedro J. quedó totalmente clara: Desde que José Luis Rodríguez Zapatero fue elegido secretario general del PSOE, Pedro J. Ramírez no escatimó elogios y confesos apoyos al líder del Talante, apoyos que alcanzaron su máxima expresión durante las salvajes campañas del No a la Guerra por lo que algo de mérito cabe reconocerles a Pedro J. y a El Mundo en la victoria de ZP en las últimas generales.

Elogios que aumentaron cuando Zapatero llegó a La Moncloa, estando seguro como estaba Pedro J. de que el Presidente pagaría sus favores cuando llegara la hora de la concesiones de la televisión digital. Pero, ay Pedro J., que Roma no paga a traidores, y Zapatero parece que tampoco. Así que Pedro J. se quedó con un palmo de narices al respecto; y, claro, no le gustó. Así que desde aquel mismo momento Pedro J. pasó a declararle la guerra de forma personal a Zapatero, como dije en su día.

¿De qué estamos hablando entonces? De que el interés máximo de Pedro J. respecto a Zapatero es hacerle todo el daño que pueda, y sabe que ese máximo daño es publicar la verdad del 11-M. No estamos hablando, por lo tanto, ni de política de altura (nunca la ha habido y dudo que la habrá) ni periodismo de altura (en España creo que no existe); estamos hablando de que nos estamos moviendo en las cloacas políticas y periodísticas (al menos en lo que respecta a "El Mundo") de España.

Pero eso no cambia la realidad. Por muy despreciable que pueda ser Pedro J. (que a mí me lo parece), si por esas despreciables razones llegamos a saber la verdad de lo que pasó el 11-M (y recalco, la verdad de lo que pasó el 11-M, no cualquier mentira interesada) yo le daré la bienvenida a ese conocimiento. Y esa bienvenida no justificará los miserables motivos de Pedro J. Pero recordemos que Pedro J. no es un político, y que por lo tanto no tiene que rendir cuentas ante los votantes, sino un periodista, y las cuentas las rinde ante su periódico, dependiendo sobre todo de los ingresos que obtenga por los lectores que lo compren y por la publicidad que genere.

Yo, como persona pensante y libre, puedo opinar de Pedro J. que, como ya he dicho, es un oportunista, un falto de ética y un vengativo. Pero el día en que Pedro J. ponga al descubierto la trama oculta del peor atentado terrorista de España, me alegraré de que por fin conozcamos la verdad. Aunque esa verdad nos haya llegado por miserables motivos. Porque, en cualquier caso, es mejor llegar a saber la verdad por miserables motivos que ver como la mentira reina por otros igualmente miserables motivos.

6 comentarios:

  1. Del blog de Arcadi Espada (que no olvidemos acaba de empezar a trabajar en El Mundo):


    "Ayer vi a dios. Es un peón negro. Una mujer buena me asalta después de que acabara la presentación de un libro de Juan Carlos Girauta.

    —Usted se equivoca con el onceme señor. Se equivoca… Hay algo. Tiene que haber algo.

    En efecto. No lo había comprendido hasta ayer. Es un movimiento religioso."


    Este hombre es que lo borda.

    ResponderEliminar
  2. Pues yo he oido, pero no me lo creo, que efectivamente Aznar se llevó papeles del CNI.
    He oido que él es el principal informante de Pedro J.
    Y para colmo he oido que están esperando al día antes de las elecciones para sacarlo todo.

    Ciertamente no me creo nada... Pero, reconozcámoslo, la idea es tentadora...

    ResponderEliminar
  3. Arcadi Espada lo borda, pero en lo miserable. Es un vicio que les puede a los intelectuales de la izquierda y en otro orden a la izquierda entera, el aprovecharse de la gente que tiene menos preparación que ellos para burlarse de ellos o, como en este caso, para manipularlos.

    Espada no tiene ni idea de por qué esa mujer dice "tiene que haber algo". Simplemente no la ha dejado hablar. Es un recurso muy usado por los de izquierdas recortar las palabras de la gente en el punto que les interesa. Cualquiera que haya padecido discusiones con ellos está muy acostumbrado a sus espantadas. Con cierta gente a la altura de su preparación lo tienen difícil y lo suyo es el chistecito para cambiar de tema, cambiar de tema sin chiste o salir de la conversación, literalmente, irse. Con otra gente lo tienen muy fácil.

    Espada, en vez de ayudar a esa mujer a expresarse toma la actitud paternalista de entender lo que al propio Espada le da la gana.

    Que me pregunte a mi qué quiere decir el "tiene que haber algo" y le contaré lo de las mil pruebas falsificadas, empezando por la furgoneta y acabando por los imposibles explosivos, pasando siempre por los responsables de interior que están encausados por falsificación de pruebas.

    Espada es un caradura muy poco de fiar. Escribe muy bien y tiene muchas cosas de mérito, pero tiene mucho peligro porque a los de izquierdas les puede su naturaleza.

    ResponderEliminar
  4. En mi opinion, Espada es como somos todos: un ser humano con sus vicios y virtudes y con sus contradicciones.

    Yo he votado Ciutadans el 1N. Aclaro.

    Pero ni estoy de acuerdo con todo ni en desacuerdo con todo. En mi opinion Espada patina con el 11M. Pero esta en su derecho como ser humano.

    Pedro J sera lo que querais que sea, pero el tambien esta en su derecho.

    Al final quedan las obras: yo prefiero tomar la valiente posicion de Espada en defensa de los oprimidos por el nacionalismo en Cataluña y su denuncia de esa religion.

    Igual que prefiero tomar la defensa del estado de derecho en España de Pedro J antes que su izquierdismo en politica internacional.

    Lo que se me hace muy dificil a mi es ser de un partido porque ninguno es capaz de representar al 100% lo que creo, siento o me preocupa (aunque alguno me repele al 100%).

    Lo mismo ocurre con las personas.

    Es decir, que animo con las criticas si estan bien construidas. De ese intercambio todo el mundo que quiera oir, oira y se podra enriquecer.

    Esta ultima me ha gustado mucho, excepto en lo de caradura (lo de miserable si que es ajustado a la tecnica usada).

    Esa es una tecnica (la de la ridiculizacion del indefenso) que es especialmente repugnante y asi hay que hacerselo notar a Arcadi.

    ResponderEliminar
  5. Pedro Jota es un miserable ¿ahora os daís cuenta?

    ResponderEliminar