viernes, 11 de febrero de 2005

Corea del Norte confirma que tiene armamento nuclear, ¿y qué va a pasar ahora?

No es una buena noticia, pero tampoco creo que sea como para echarse las manos a la cabeza. Y es que, del anuncio de las autoridades norcoreanas de que poseen armamento nuclear, la sorpresa es el anuncio, pero no la posesión; porque ya se sospechaba con bastante certeza desde mediados de los años 90 que Corea del Norte tenía este armamento, sospechas que llegaron hasta casi la seguridad cuando dicho país reconoció, en el año 2002, que tenían un programa militar nuclear secreto (violando acuerdos que habían firmado anteriormente en sentido contrario).

Lo que sí es más preocupante es que, a la vez que lo anterior, hayan anunciado que se retiran de las conversaciones para la desnuclearización de dicho país que mantenían con Estados Unidos, Rusia, Japón, China y Corea del Sur. Aunque la verdad es que dichas conversaciones, celebradas en 3 ocasiones desde el 2003, se llevaron a cabo con nulo resultado.

¿Qué pretende el régimen comunista de Corea del Norte anunciando lo dicho? Probablemente presionar a la comunidad internacional, particularmente a Estados Unidos, para que ayude económicamente al país. Recordemos que los norcoreanos viven en una economía totalmente rudimentaria y, literalmente, en medio del hambre.

¿Qué va a hacer Estados Unidos? Ya ha anunciado que militarmente nada. Y diplomáticamente lo que puede ocurrir es que lance una ofensiva en las Naciones Unidas, y ante los otros cuatro países de las "reuniones de los seis", para el aislamiento internacional del régimen norcoreano, que puede contemplar sanciones económicas.

Es decir, que tanto por el lado estadounidense como por el lado norcoreano, la moneda a intercambiar será una: la economía. Mientras tanto China seguirá siendo el garante de que Corea del Norte no use las armas nucleares contra nadie, y muy particularmente contra Corea del Sur.

Dicho lo anterior, no creo que las prioridades estadounidenses en materia internacional cambien, sino que preveo que se mantendrán, considerando, como hasta ahora, a Irán como "enemigo numero uno". La única posibilidad de que eso cambiase sería una manifiesta hostilidad de Corea del Norte hacia Estados Unidos, la cual no parece en camino.

En cualquier caso, habrá que seguir las noticias sobre el tema con mucho interés en las próximas semanas y meses. Esperemos que se mantengan en el terreno de lo diplomático y no de lo militar.

3 comentarios:

  1. Lo primero que veremos es la capacidad de Corea del Sur para imponer criterios a nivel internacional. Luego las reacciones serán difíciles de predecir. EEUU no puede olvidarse del sureste asiático.

    ResponderEliminar
  2. Bien dicho ahí.
    Mejor que la Libertad Digital, la Libertad Analógica:
    http://libertadanalogica.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Como digo, la posesión de armamento nuclear por parte de Corea del Norte era algo asumido por la comunidad internacional, con Estados Unidos a la cabeza.

    En cualquier caso, sin duda, las relaciones de Corea del Sur y Estados Unidos con dicho país van a cambiar; habrá que ver en que sentido.

    Y, como bien dices, Luis, también habrá que ver la postura de la comunidad internacional; y no solo las palabras, que se las lleva el viento, sino los hechos.

    ResponderEliminar