domingo, 20 de febrero de 2005

Ganó el "sí"

Bueno, está claro que ganó el sí.

Los datos facilitados a las 21.45 horas por el Ministerio del Interior en la página web del referéndum son los siguientes:

96,64% Escrutado

Total votantes: 13.756.117 42,41%
Abstención: 18.678.549 57,59%
Votos válidos: 13.637.338 99,14%
Votos nulos: 118.779 0,86%

Votos válidos
Si: 10.437.034 76,53%
No: 2.372.762 17,40%
En blanco: 827.542 6,07%

Yo personalmente decidí no escribir mucho sobre este referéndum, ya que otros blogs liberales lo estaban tratando, y muy bien. Me limité a escribir un artículo donde resumía brevemente mis razones para votar "no".

Pero este resultado favorable era previsible, tomando en cuenta el débil Gobierno que tenemos en política exterior (prefiere cualquier acuerdo cediendo intereses nacionales que una negociación fuerte y decidida), la actitud estratégica del principal partido de la oposición (favorable al "sí" por miedo, no por convicción), y que en la ciudadanía española sigue predominando en materia europea un quijotismo en el que primero está la europeidad y después los intereses nacionales (al revés que en los demás países de la Unión Europea).

Después de esto lo que resta es seguir el proceso de ratificación del Tratado de Constitución Europea en los demás países. Pero no nos hagamos falsas ilusiones. Si algún país vota "no" lo que probablemente ocurrirá es que el resto de países negociarán con ese país condiciones más favorables para dicho territorio, para que en un siguiente referéndum, en condiciones más ventajosas, el Gobierno de ese país pueda convencer a sus ciudadanos que voten favorablemente. Para España ya todo está decidido a nivel de la Unión Europea después del voto mayoritariamente favorable del día de hoy.

Lo único que se puede desear es un futuro Gobierno (algún día) que con estos mimbres haga los mejores cestos posible defendiendo los intereses nacionales desde una posición de convicción, respeto internacional y fortaleza. Es decir, exactamente lo contrario de lo que en el presente padecemos con el actual gobierno socialista de Zapatero y Moratinos.

3 comentarios:

  1. Llevo unos días señalando por las páginas web liberales las contradicciones que entrañaba el NO. Y bueno, esperaba leer los malabarismos y piruetas en el aíre tras ver los resultados. No está mal, casi me convences. Pero una pena por tus convicciones. Somos muchos los españoles que queremos más Europa.
    Un segundo análisis a tener en cuenta es que el PP y sus medios afines está dejando que el Psoe capitalice el solo el resultado electoral. La estrategia por el No y desmovilizadora por parte de la derecha es lo mejor que le podía pasar al Psoe. Otro error más en la oposición al gobierno. Y no es el primero....

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, hasta dos países pueden no ratificar el tratado, y entrar en vigor este igualmente.

    Ah, y en la última encuesta en el Reino Unido, el Sí está dos puntitos por encima al no. Venía hoy en el Guardian.

    A comer constitución con patatas.

    ResponderEliminar
  3. La democracia es el gobierno de la mayoría. La libertad en democracia es que la minoría tiene derecho a defender lo que crea.

    Estoy en franca minoría, lo reconozco, pero sigo pensando que los intereses de los españoles en la Unión Europea se defendían mejor con lo conseguido en Niza que con la actual Constitución.

    Y si en algún país gana el "no" veremos como la UE concede a ese país más privilegios para que finalmente gane el "sí". Tiempo al tiempo.

    ResponderEliminar