domingo, 6 de febrero de 2005

Predicciones para el 2005

No es el motivo de este blog tratar sobre adivinación del futuro, sea por los métodos que sean. Personalmente soy muy escéptico sobre estas cosas, y creo que lo que suele estar involucrado en las predicciones es un puro asunto de ganancias basadas en la superstición de la gente.

Pues bien, a pesar de lo anterior, me ha llamado la atención un artículo publicado en Buenos Aires Blog titulado Código Bíblico: Muerte de Castro y Papa, predicha para 2005.

En dicho texto se puede leer de un supuesto código que sirve para leer mensajes secretos que están puestos en clave en el texto bíblico, y que anticipan acontecimientos futuros. Se dice ahí que por este sistema se anticiparon acontecimientos pasados antes de que ocurrieran. Como aquello no lo seguí, no puedo dejar constancia, ni a favor ni en contra, de lo ocurrido.

Sí me parece sospechoso que una vez que uno llega a la página web del citado sistema, llamado Proyecto Orión, el lector se encuentra con dos ofertas (en la página principal y en muchos artículos que leí), una del Software del Código Secreto de la Biblia por 35.000 bolívares (unos 14 euros o unos 18 dólares) y otra de Revelaciones 2005 por 25.000 bolívares (unos 10 euros o unos 13 dólares).

Sea como fuere, quiero dejar constancia aquí de algunas predicciones futuras, para poder analizar lo sucedido cuando ya sea pasado. En el sistema pude encontrar al menos las siguientes predicciones concretas para el presente año 2005:

Juan Pablo II fallecerá.

Fidel Castro fallecerá.

Cuba sufrirá una guerra civil por el control del poder.

Cuba sufrirá un fuerte terremoto con epicentro en el mar a comienzos del año.

Caracas sufrirá un fuerte terremot con terrible inundación.

El estado de Vargas (Venezuela) sufrirá fuertes inundaciones por caida de meteorito al mar.

Alvaro Uribe, presidente de Colombia, será asesinado.

Ahí quedan siete predicciones que, de cumplirse, no pasarán desapercibidas para nadie. Y de no cumplirse espero tener la oportunidad de denunciarlo desde este rincón de la libertad cuando el presente año finalice.

3 comentarios:

  1. Jose, mi escepticismo en estos temas es notable, tengo que ver para creer y ojo, tengo que corroborarlo varias veces, pero este tema ya supera esa frontera.
    Iglesias, el venezolano que esta investigando estos temas no es el epicentro, el a lo sumo es un consumidor de la tecnología creada por otros. El trata de darle una interpretación racional basada en sus descubrimientos pasados, por eso afirma que predecir el pasado es cosa de niños, el tema esta en el futuro, donde no se sabe que buscar, que palabras ha de señalar un hecho, que frases logarítmicas coincidirán, es cuestión a veces de fortuna aunque curiosamente sustentada en la matemática.

    El dilema se crea cuando desde abril de 2004, momento en que empieza con sus análisis del código bíblico, cada uno de sus “predicciones extraídas del “tora” se van cumpliendo uno por una, con fecha, nombres y detalles que ya supera cualquier método de probabilidades.
    Ya no es cuestión de fe, tan solo con leer la fecha de la “predicción” y la del suceso deja a las claras que hay algo como telón de fondo que supera nuestra creencia de la realidad.
    Pues bien, el israelí que siguió con la lectura del tora, comenzada hace centurias, afirma que “ el codigo no es una certeza por si mismo”, “ marca una tendencia que roza las probabilidades”, “ y que respeta el libre albedrío”, “ el destino no lo tiene prefijado, usted lo puede modificar y amoldar a sus deseos”.... (...)
    Pero lo que mas el resalta en su libro, que tengo en mi posesión, es la idea que el código habla de una tendencia, y eso entra en contradicción con sus propias predicciones que marcan fechas, nombres, lugares, entrando en un campo que escapa a cualquier libre albedrío...

    Yo no discuto el método, que evidentemente a lo largo de los años ha tendido una efectividad sorprendente (100%) sino lo que es mas allá, nuestra supuesta libertad en la construcción del destino.
    Pero claro, eso escapa a todo escepticismo inicial.

    El tiempo y el hombre tendrán las ultimas palabras...

    ResponderEliminar
  2. Creo que es importante tener en cuenta que es mucho más fácil hacer predicciones sobre el futuro una vez que ya se produjeron los hechos que hacerlas antes de que se produzcan.

    Como comentario adicional, y sin intención de ser cínico, si Dios quiere decirnos lo que va a pasar en el futuro, ¿no sería más fácil que lo haga directamente en lugar de a través de oscuros códigos en una de las versiones de la Biblia?

    ResponderEliminar
  3. Estimado Mauro, básicamente comparto la opinión de Luis. Si Dios quiso dejarnos claro el futuro, ¿por qué no lo hizo en palabras claras?

    Ahora bien, como no puedo negar que el tema me ha interesado, ahí quedan esas 7 predicciones para este año 2005. Si se cumplen, el sistema tendrá todo mi crédito; de lo contrario lo denunciaré como una estafa.

    Muchas gracias a los dos por la participación.

    ResponderEliminar