sábado, 19 de febrero de 2005

Zapatero tampoco se cansa de hacer el ridículo ante Bush

Hace poco comenté de la humillación de Moratinos ante Rice, por una situación buscada por el propio Moratinos. Pues bien, parece que fue Zapatero el que, pocos días antes, le dio el ejemplo a Moratinos, por una humillación parecida ante Bush, buscada también por el propio Zapatero.

Todo apunta a que fue el rey Juan Carlos (menudos papelones le toca hacer) quien, cuando le llamó para felicitarle por su toma de posesión, pidió a Bush que éste se entrevistara con Zapatero en Bruselas, en el marco de la Cumbre de la OTAN, el día 22 de Enero. Pues bien, el diario "El País", confundiendo deseos con realidades, se apresuró a anunciar que ese encuentro se produciría (y citando "fuentes de la Administración norteamericana").

Pues al parecer los estadounidenses, por vía de su embajada en Madrid, le hicieron ver a Zapatero que de eso nada. Y he aquí que, asumiendo el rol de payaso en vez de el de Presidente de Gobierno, Zapatero se vio obligado a reconocer ante los periodistas en el Congreso que el encuentro "no procede".

Es decir, como muy bien resume "El Confidencial Digital" en ese mismo artículo: "El Gobierno español intentó conseguir una entrevista de Rodríguez Zapatero con George Bush, aprovechando su próxima visita a Europa y que coincidirán en Bruselas, en la cumbre de la OTAN, y escuchó —según ha confirmado ECD- un rotundo “no” por parte de Washington."

Como digo, parece que el maestro de Moratinos en esto de recibir patadas en las asentaderas por parte de los norteamericanos es el propio Zapatero.

Y es que, de verdad, hay que ser torpes en política exterior para no ver una realidad evidente. Cuando la famosa comida del rey Juan Carlos con Bush en el rancho de este último, se pensó que las relaciones entre Estados Unidos y España irían a toda vela a partir de ahí. Y se ignoraron unas palabras claras por parte de los estadounidenses, como dijo claramente un artículo aparecido en "Libertad Digital", citando a "El País":

Citando fuentes de la Casa Blanca, El País apunta también que, "tras el acto de aproximación", la Administración Bush "va a estar en una actitud de observación de declaraciones y de decisiones del Gobierno español a la espera de gestos". Se tendrá en cuenta, continúa, la postura española en frentes "desde Irán, Siria y la evolución del conflicto en Oriente Próximo hasta Cuba o Venezuela".

Es decir, que Estados Unidos va a valorar no la capacidad de nuestros diriegentes de arrastrarse sin dignidad ante los dirigentes americanos (alta capacidad sin duda), sino los hechos en política exterior del Gobierno Español. Y esos hechos han ido en dirección contraria a lo establecido por Estados Unidos, es decir, nada más y nada menos que acercamiento total a Cuba y Venezuela, los dos enemigos de Estados Unidos en América Latina.

Como dije en un pasado artículo, lo que el Gobierno Español debe hacer de una vez por todas, es empezar por cambiar la política exterior española, alejándose de los países comunistas y cooperando con Estados Unidos en la escena internacional. A partir de ahí se podrán establecer con los americanos unas relaciones diplomáticas dignas.

De lo contrario, lo único que veremos de los mandatarios americanos hacia los gobernantes españoles es desprecio y humillaciones.

3 comentarios:

  1. Pues dudo que esto llegue a producirse, no ven más allá de si mismos, sus "éxitos" (han suavizado las relaciones de Castro con Europa, qué maravilla!), Fidel es alucinante!, ¿problemas con las exportaciones? ¡qué va! si hemos cerrado un ejercicio genial, y lo hemos gobernado nosotros!
    Uff qué agonía! Saludos

    ResponderEliminar
  2. Y lo malo es que lo peor está por venir.
    El seguidismo al eje franco-alemán y las "ideas gloriosas" sobre Cuba y Venezuela nos devolverán al patio de atrás de la política internacional. Estoy convencido de que no se trata de un error político del Gobierno, el PSOE se encuentra realmente bien en los patios traseros. Lamentable.

    ResponderEliminar
  3. Estoy totalmente convencido de que estos socialistas que padecemos en el Gobierno van a seguir con la misma política en materia exterior, y claro, con los mismos o peores resultados. Seguiremos denunciándolo.

    Gracias, Faria y Luis, por vuestra participación.

    ResponderEliminar