martes, 8 de febrero de 2005

Otra oportunidad para los palestinos, otra oportunidad para la paz

Leí en algún sitio que los palestinos no pierden una oportunidad para perder una oportunidad (lo leí hace bastante tiempo y no recuerdo dónde). Por fuerte que suene la frase, es la realidad. Ha sido así desde la fundación del Estado de Israel hasta las negociaciones de Camp David con Clinton.

Si los palestinos no hubieran perdido la oportunidad de reconocer a Israel como Estado cuando fue proclamado como tal por la ONU, en el presente los palestinos tendrían su propio estado, con más cantidad de tierra y más habitantes que lo que pueden soñar hoy en día. Pero en vez de eso declararon la guerra a Israel, perdieron tierras, hubo desplazados, perdieron la guerra, y las cosas están como están.

Si los palestinos no hubieran perdido la oportunidad de cerrar las negociaciones en Camp David con Clinton, en el año 2000, dirigidas por Arafat y Barak, a día de hoy los palestinos tendrían su propio estado, con la capital en algunos barrios periféricos de Jerusalén Este, con unas indemnizaciones multimillonarias de Israel por la cuestión de los desplazados y unas inversiones económicas extranjeras astronómicas en su país. Pero en vez de ello prefirieron casi humillar a Barak (obteniendo el triunfo de Sharon en las elecciones), declarar una estúpida intifada contra Israel (que les ha costado miles de vidas humanas y el desastre económico de su tierra), y nuevamente las cosas están como están.

En estos momentos los palestinos tienen a Mahmoud Abbas como su Presidente. No es un moderado (es imposible que un moderado gane en la ANP), pero sí es un pragmático. Posiblemente sea un mal menor, de todos los males posibles. Y parece que está tomando algunas medidas en el sentido de impedir los ataques terroristas contra Israel y poner a la policía palestina a vigilar que no haya ataques con cohetes contra Israel desde territorio palestino. Sharon por su parte está haciendo todo lo que está en su mano para llegar a la paz, incluyendo la retirara militar de Gaza y el plan para evacuar los asentamientos judíos en esa misma área.

La cumbre que mantendrán Sharon y Abbas en Egipto hoy mismo es una señal más que parece indicar que se abre un nuevo camino, más positivo y más pacífico, en las relaciones entre Israel y la Autoridad Palestina.

Sin duda estamos a las puertas de otra oportunidad para los palestinos y, sobre todo, otra oportunidad para la paz. Esperemos que, ahora sí, sepan aprovecharla, de una vez y para siempre.

(Articulo publicado originalmente en el blog Desde Sefarad)

No hay comentarios:

Publicar un comentario