lunes, 9 de mayo de 2011

Desmemoria, Indignidad, Injusticia

El vídeo es impresionante (gracias Liberal Autodidacta):



Ese asesinato, el de Miguel Angel Blanco, quedó como algo especialmente espantoso, porque como alguien dijo fue un asesinato a cámara lenta durante 48 eternas horas.

Pero me vienen también a la mente otros atentados, como el de Hipercor, el de la casa-cuartel de Zaragoza, el de la casa-cuartel de Vic, o el de la Plaza República Dominicana.

Podríamos seguir, hasta llegar a las 947 víctimas mortales de ETA.

La reciente sentencia del Tribunal Constitucional, que cuenta con el apoyo del Gobierno de la Nación, es un acto de desmemoria, de indignidad y de injusticia a todas las víctimas de ETA. De desmemoria porque olvida a las víctimas, que son lo principal en todo este asunto; de indignidad porque valora más a estos miserables (a los etarras en sí y a los que les acompañan en las listas sin serlo) que a las víctimas; y de injusticia porque solo así cabe calificar una decisión que defiende a los que apoyan a los asesinos y denigra a las víctimas.

1 comentario:

  1. Gracias a ti, José. Es terrible como pueden cambiar las cosas y qué rápido se olvidan.

    Un saludo.

    ResponderEliminar