viernes, 13 de mayo de 2011

Pues claro que Leire Pajín puede nombrar a quien le salga de donde sea

Después de escribir el texto donde me preguntaba que cuáles eran las calificaciones para que Leire Pajín fuera Ministra de Sanidad y llegara a la conclusión de que ninguna, me vino a la mente el pasado incidente donde esta mujer apeló a ciertos atributos sexuales masculinos de los que previsiblemente carece para nombrar a su amiga personal Nuria Espí como delegada del Gobierno para el Plan Nacional de Drogas.

Nuria Espí no tiene titulación universitaria conocida, y experiencia laboral se circunscribe al sidicalismo y la política. ¿Conocimientos sobre drogodependencias? Parece que por estudios formales, ninguno. Unicamente lo que haya podido aprender como portavoz socialista sobre estos temas en las cortes valencianas. O sea, que carece completamente de conocimientos para estar donde está.

Pero de todos modos, pensándolo bien, va a ser que Leire Pajín tenía razón, y puede nombrar a quien quiera por las razones caprichosas que le dé la gana, incluyendo que sea su amiga personal. Al fin y al cabo, ¿no hizo lo mismo Zapatero con ella? Es España.

3 comentarios:

  1. Que me sigues sin contestar a lo de Celia Villalobos. Y lo de la famosa frase, supongo que ya sabrás que fue un bulo inventado por los de tu cuerda. ¿O no lo sabes?

    ResponderEliminar
  2. Don Bernardino. ¿Te parece bien o te parece mal? Que es lo que está diciendo el autor del blog. Si una es pésima no hace a la otra mejor, pero lo que tenemos actualmente, lo que se critica, es la preparación de la ministra actual. ¿O lo que te vale para criticar a Villalobos, te vale para no criticar a los de tu “cuerda”?porque José García palacios no se ha expresado en esos términos, pero usted, sí.

    Al hilo, yo propongo que se debería poner como condición para poder ejercer como cargo público de importancia, es, al menos, 10 años de haber trabajado en la privada. Con esa pequeña clausura nos evitaríamos puestos de cuota, a personas que han palpado el devenir diario de cualquier mortal, y nos aseguraríamos mayor preparación y dedicación de las personas que nos representan. Y no cargos heredados, dedazos, y arrogantes visiones de imprescindibilidad. Y más aun, se lo pondríamos por imposible, a los partidos satélites de ETA.

    ResponderEliminar
  3. Supongo que se refiere usted a una "cláusula".

    ResponderEliminar