lunes, 16 de mayo de 2011

A esto me refería cuando escribí del terremoto en Lorca

Cuando escribí (bastante cabreado, por cierto) mi texto Mapa sísmico de España: ¿Para qué puñetas sirve el Gobierno? me estaba refiriendo a esto que leo dos días después de la tragedia (aprovecho para pedir nuevamente disculpas por el borrado de los comentarios de dicho texto, por la caída de Blogger).

Suena lógico que las casas más viejas tienen más riesgos de derrumbarse, por el paso del tiempo y por la falta de normas (o por que éstas eran menos rigurosas). Pero no es lógico que sus habitantes (en Lorca y en el resto de las zonas de riesgo marcadas perfectamente en el mapa sísmico de España) no tenga ni idea del riesgo que corren.

Que alguien quiere vivir en una casa que le puede aplastar al menor movimiento sísmico, perfecto. Que alguien quiere comprar una casa más barata porque tiene menos protección contra terremotos, muy bien. Pero que lo sepan. Y eso es lo que no está pasando.

Porque en España la inmensa mayoría vive como si los terremotos fueran cosa de sitios a miles de kilómetros, como Japón y California. Pues no es así. España tiene un riesgo de terremotos superiores a 5 puntos en alrededor del cincuenta por ciento de su territorio. Y eso lo deben saber los ciudadanos. Y saber también en qué condiciones están sus casas o pisos en caso de un terremoto de esas características. Y después que cada cual obre como crea conveniente.

Y una de las responsabilidades del Gobierno es informar a los ciudadanos de la información que tiene entre sus manos, como es la del mapa sísmico de España y todo lo que el mismo implica. Cosa que, por supuesto, no se había hecho hasta ahora. Esperemos que al menos el terremoto y la tragedia de Lorca sirva para que eso se remedie de cara al futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario